CUATRO HERRAMIENTAS PARA CONSTRUIR PROSPERIDAD ENTRE TODOS

GOBIERNO ABIERTO

Desde Buen Gobierno en Red promovemos entre todos los administradores de gobierno nacional y regional las prácticas de Gobierno Abierto, para que los ciudadanos puedan  involucrarse de manera activa en la toma de decisiones administrativas de sus Municipios y del Estado y en la construcción de políticas públicas mediante el uso y aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

Un Gobierno Abierto es, simplemente, un Buen Gobierno. Y para conseguirlo, debemos fortalecer entre nuestros gobernantes y administradores el compromiso de la eficiencia, la transparencia y la colaboración; todo ello mediante el suministro oportuno y eficaz de la información, tanto en las entidades de gobierno nacional y regional, como en las entidades que administran bienes o servicios públicos.

El suministro oportuno de la información es fundamental para permitir y facilitar la participación ciudadana. Y esta información puede suministrarse fácilmente desde los sitios web de cada entidad con el fin de fortalecer los derechos a la libertad de información y expresión así como la confianza en las autoridades y el control ciudadano, de acuerdo con nuestras leyes. La regla general es que los documentos y registros de un organismo de gobierno o servicios públicos, así sean administrados por particulares, son de carácter público, salvo que la Ley disponga lo contrario en algunos casos específicos.

No basta con reconocer el derecho de cualquier ciudadano a solicitar el acceso a la información que sea de su interés, sino que existe el deber, por parte de los funcionarios, de publicar ésta información, máxime cuando se tienen al alcance modernas tecnologías para hacerlo oportuna y eficientemente.

El gobierno abierto es uno de los grandes retos que tienen los funcionarios de gobierno y administradores de lo público y es una oportunidad de alcanzar más eficiencia en nuestras administraciones y en su relación con los ciudadanos, que son, al fin y al cabo, los beneficiarios directos de un Buen Gobierno.

PARTICIPACION CIUDADANA

Impulsamos la participación de los ciudadanos mediante el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones, TIC, en todas las actividades de gobierno, a nivel regional y nacional, como una herramienta para construir paz, prosperidad sostenible con equidad para todos y ayudar a preservar un medio ambiente que reclama nuestra ayuda para mantener su equilibrio.

Un País sin sus ciudadanos, no existe. Por ello el capital más importante que tiene un País somos sus ciudadanos. Y todos los ciudadanos participamos con nuestras acciones en la construcción, fortalecimiento, desarrollo  y sostenimiento de la Nación.

Los ciudadanos participamos cuando pagamos nuestros impuestos de orden regional o Nacional, cuando compramos o adquirimos cualquier bien sujeto al pago del impuesto a las ventas, cuando pagamos un peaje en las carreteras, cuando pagamos nuestras cuotas para el servicio de salud, cuando pagamos nuestros servicios públicos, cuando usufructuamos un negocio del que derivemos nuestra subsistencia.

Participamos colaborando con nuestro esfuerzo y nuestros aportes, unos más que otros, en el sostenimiento y desarrollo del País. En el pago del salario de nuestros Alcaldes, Gobernadores, Concejales, Senadores, Presidente, Ministros y todo servidor público.

Participamos también cuando aprobamos leyes o decretos que regulan el accionar ciudadano y de gobierno, pues esas leyes son aprobadas por ciudadanos a quienes, mediante nuestro voto, les hemos otorgado el poder de legislar, de representarnos y de administrar nuestros recursos.

Nuestra condición de Ciudadanos es entonces importante y reconocida por la Constitución y las Leyes decretadas por nosotros a través de nuestros representantes. Y esa Constitución nos confiere también el derecho a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político.

Participamos entonces con nuestros esfuerzos y aportes económicos al sostenimiento y desarrollo del País. Pero increíblemente no participamos en el ejercicio de control del poder político de nuestros representantes y de quienes administran los recursos que aportamos.

No debemos continuar con la cultura de renunciar a nuestra obligación, como buenos ciudadanos, de involucrarnos en el proceso de toma de decisiones. Debemos participar activa y colectivamente en la toma de decisiones en todas nuestras entidades políticas o administrativas de nivel municipal, nacional o administrativo, aprovechando que todas se encuentran en línea, gracias a las TIC, que están obligadas al suministro oportuno de la información, que tenemos entonces acceso a esa información y a la vez podemos interactuar con cientos de ciudadanos en línea, inclusive desde nuestros hogares, lo cual es una herramienta eficaz para contribuir todos en la construcción y seguimiento de políticas, planes, programas, proyectos, toma de decisiones, ejercer control social y ayudar en la solución de problemas que afecten a los ciudadanos, todo ello mediante un dialogo abierto y de doble vía, con respeto, sin distingos de ideologías políticas o religiosas y siempre con la meta de alcanzar el bienestar de todos los ciudadanos, que debe ser el objetivo primordial de todos los planes de gobierno regional y nacional, para poner fin entre todos a la ineficiencia administrativa y la corrupción que entorpecen nuestra marcha hacia el progreso y la equidad.

Entre todos, podemos hacer que la PARTICIPACIÓN CIUDADANA sea el verdadero gobierno de los ciudadanos, con los ciudadanos y para los ciudadanos, mediante el uso de las TIC. Podemos consultar el gobierno de nuestros alcaldes en todo el País desde este link: 

http://www.buengobiernoenred.co/gobernaciones-y-alcaldias 

OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE

El Plan Nacional de Desarrollo 2014 - 2018, en su introducción, establece la necesidad de incorporar estrategias con enfoque prospectivo que le permitan al país dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y a sus respectivas metas establecidas a 2030, con el fin de erradicar de manera irreversible la pobreza en todo el territorio colombiano y generar las condiciones para alcanzar un desarrollo sostenible que integre y articule sus tres dimensiones, con una visión a largo plazo.

En Buen Gobierno en Red trabajamos por promover y apoyar la implementación de los OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE en todos los Municipios colombianos.

Las TICs son fundamentales para alcanzar estas metas de desarrollo en todos nuestros municipios, junto al compromiso e innovación con que los Alcaldes de cada ciudad asuman este reto acogiendo nuevas tecnologías y facilitando a sus ciudadanos que se involucren en estas tareas para generar en conjunto ideas creativas cuya aplicación ayudará a mejorar la calidad de vida de la población y preservar el medio ambiente. 

Tenemos entonces que el logro de éstos objetivos es posible mediante el compromiso, la innovación, la aplicación de nuevas y eficaces tecnologías, la colaboración entre ciudades y la asociación entre múltiples interesados que faciliten el intercambio de información y de experiencias en la aplicación de soluciones. Y todo ello coordinado desde provechosas prácticas de gobierno, serán las mejores herramientas para alcanzar, entre todos, las metas de los 17 objetivos de desarrollo sostenible planteadas por la ONU en beneficio de todas las regiones colombianas y sus habitantes:

  1. Poner fin a la pobreza en todas sus formas;
  2. Poner fin al hambre;
  3. Promover el bienestar para todos;
  4. Garantizar una educación inclusiva;
  5. Igualdad entre los géneros;
  6. Garantizar la disponibilidad de agua para todos;
  7. Garantizar el acceso a una energía sostenible y segura para todos;
  8. Promover el crecimiento económico sostenible para todos;
  9. Fomentar la industria inclusiva, y la innovación para construir desarrollo para todos;
  10. Reducir la desigualdad entre las ciudades;
  11. Ciudades y comunidades sostenibles y desarrolladas;
  12. Producción y consumo responsables;
  13. Adoptar e impulsar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos en todas nuestras regiones;
  14. Conservar y utilizar en forma responsable los recursos de nuestros mares;
  15. Detener y revertir la degradación de nuestras tierras y bosques y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica;
  16. Paz, justicia y respeto para todos, mediante instituciones eficaces, responsables e inclusivas;
  17. Alianzas y compromisos para sacar adelante estos objetivos.

Con dedicación, innovación, esfuerzo y participación ciudadana, estos objetivos, con los cuales se ha comprometido Colombia al igual que países de todo el mundo, pueden ser alcanzados dentro del plazo establecido, es decir, entre los años 2016 a 2030. Sus logros significan bienestar y prosperidad para todos los ciudadanos. Y el bienestar y prosperidad ciudadano es el objetivo de gobierno a nivel nacional y municipal. Entre todos, podremos construir un País con prosperidad y equidad para todos. 

CIUDADES SOSTENIBLES: AYUDAMOS A LOS ALCALDES A ENFRENTAR ESTE GRAN RETO

La población colombiana está distribuida a lo largo del País en 1.100 Municipios, cada uno de ellos administrado desde su ciudad capital por un Alcalde, que es elegido por los ciudadanos.

En todos los Municipios del País, unos más que otros, se genera una actividad económica que potencia su propio desarrollo y el de sus habitantes.

Cada Municipio tiene unos objetivos de crecimiento económico impulsados por su Alcalde que buscan, de acuerdo con sus potenciales y atributos, desarrollar las diferentes actividades económicas para alcanzar el progreso de la ciudad, del municipio y de todos sus habitantes. De allí podemos concluir que los Municipios y sus ciudades son los lugares en los que se genera la actividad económica de las regiones y del País. La suma del progreso de todas las regiones es entonces el progreso del País.

Esto significa un enorme desafío, y un compromiso a la vez para todos los Gobernadores y Alcaldes que administran nuestros Departamentos y Municipios, pues deben ajustar sus esfuerzos a la nueva lógica económica del siglo XXI, donde tienen mucha importancia las estrategias que se tracen para posicionar sus ciudades dentro de las economías regionales y nacionales, teniendo en cuenta la gran competencia que existe entre ellas mismas.

Los Alcaldes y líderes locales enfrentan el reto de ser más ágiles y creativos que nunca para integrar tecnologías al desarrollo de sus regiones e impulsar el bienestar de los habitantes de sus Municipios. Y, para lograr el beneficio de los ciudadanos, que es el objetivo final de todo programa de gobierno, debe pensarse en el desarrollo sostenible que regenere y respete cada entorno natural, favorezca la cohesión social, la educación para la paz, la integración cultural y la equidad social para sus ciudadanos.

Incluir en sus políticas de gobierno, con enfoques nuevos y creativos, los 17 OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE definidos por la ONU y acogidos por el gobierno colombiano, debe ser parte del reto a asumir.

El compromiso, la colaboración entre ciudades y la asociación entre múltiples interesados que faciliten el intercambio de información y de experiencias en la aplicación de soluciones, serán el mejor camino para lograr mejores prácticas de gobierno que beneficien a todas las regiones y sus habitantes.  

Promocionar los atractivos de cada Municipio y dar a conocer sus potenciales empujando el turismo hacia ellos, se convierte en una eficaz herramienta para aumentar y mejorar su competitividad, además de fortalecer el importante sentido de pertenencia de sus habitantes hacia ellos y evitar el aislamiento perjudicial. Mostrar y proyectar sus atributos y ventajas a nivel regional, Nacional y hasta internacional,  coloca a los Municipios y sus ciudades en el mapa de las diferentes posibilidades económicas que se pueden fortalecer en el futuro, atrayendo inversores y visitantes. Todo ello propiciando resultados que ayudarán, precisamente, a alcanzar y garantizar un desarrollo sostenible con equidad para todos dentro de un medio ambiente protegido.